Rumbo Desconocido

Sumergidos en las profundidades de la ciudad los vagones del metro aceleran y frenan por los túneles de la vida.

Camuflado detrás de mis gafas de sol, ejerzo el vacío, no permito que la luz de los blancos fluorescentes altere el azul de mis ojos.

Por la superficie pasan aviones, pasan vidas, pasan recuerdos y manadas de tiburones solitarios, alejados y hambrientos.

Permanezco de pié en el vagón y no me detengo, mi radar  no detecta la próxima parada, los destinos se cruzan como los destellos de los trenes que pasan en paralelo.

Los auriculares de mi iPod ocultan la música: “Estructura tu mirada quizás me lleve al final”.

El mecanismo de apertura desliza las puertas, me aproximo hacia la salida, los motores de mis piernas me impulsan devorando las escaleras mecánicas, up, up, up, possitive climb.

La luz de la soledad, el silencio de los valientes, me esperan tus rizos, tu piel y las nubes con rumbo desconocido, para siempre.

Por @michaelmacius

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s