Una roca en tu bolsillo

En el fondo de un profundo estanque yace una roca.

Fría, estanca y solitaria como un alma dormida. Allí abajo el vacío se mide en términos de presión.

La presión de un agua oscura, sin peces depredadores.

Sólo algún alga verdosa y azulada acompaña al alma de la roca.

La roca no siempre estuvo allí, se sostuvo bajo el peso de unas manos, formó parte de la decoración de la casa de una joven pareja de casados y hasta tuvo un significado, el que ellos quisieron otorgarle.

Hasta la roca más dura se deshace con el tiempo, como los cuerpos en vejez, como los corazones sin amor que se endurecen cual roca al soportar los rayos del amor.

Ahora ya nada importa, porque tú decidiste arrojar ésta roca, en éste estanque, en éste espacio creado a la medida de tus pensamientos para encerrar los recuerdos.

Granitos, basaltos de colores, todos puros y cristalinos e incluso algunos bellos cuarzos.

Todos los soles dejan de brillar y todas las mareas se alejan bajo la presión que inventamos.

Uno y uno ya no suman dos, las matemáticas no cuadran.

Aquí abajo no hay otras rocas con las que “enrocarse”, reina come a torre, jaque mate.

Todo amor es roca y toda roca es amor en este estanque sin ondas que atraviesen los recuerdos para vivir de nuevo.

Pétreas e indomables son todas éstas almas, siempre hechas de roca.

Picture shows: Tui (JACQUELINE JOE) © See-Saw Films
Una roca en tu bolsillo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s