Luz del día

La suerte de estar vivo como la luz del día.

La suerte de apostarse en mil direcciones y respirar en mil sentidos.

El mundo hace por sentir lo que tú piensas, pero el tiempo no

puede dejar de caer sobre los años.

La velocidad perjudica a la materia que lentamente se difumina

cuando llega la luz del día.

Y en un golpe directo del cielo comprenderé que no hay lugares

más hermosos sino diferentes colores de oscuridad.

Y me romperé en mil fragmentos como lo hacen las nubes,

hasta que solamente las farolas puedan iluminar los paseos de la noche.

Tengo la memoria de cómo eres, nada puede contagiar

a la brisa de mis imágenes que no te mueve con el transcurrir del tiempo.

El amor que viaja nunca más volverá a hacerlo, sólo la luz de este día.

Miguel Macías
02/04/2004

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s