Nobody loved you

En esas idas y venidas, cierro los ojos, duermo, vivo dentro de tus ojos.

Edulcorante para el corazón, veneno para el alma.

Desayunamos mientras nuestros pies se enredan entre las sábanas, vivimos sepultados por una verdad que nunca alcanzaremos.

La historia de vivir es hoy, en el invierno, en el verano, con las manos entrelazadas, caminando por la ciudad, sin rumbo.

Mi historia es la tuya, tú corazón es el mío, el que se evapora entre sombras negras, llenas de petróleo.

Destruyo el tiempo y lo estiro hasta el infinito como un chicle, en bucle, sabiendo que lo estoy tirando a la basura.

Poseído por la tristeza, por la fuerza y la música que fabricamos mientras hacemos el amor, somos energía pura.

Esperaremos a mañana y llegaremos tarde a la cita, tal vez nos volvemos a encontrar, tal vez nos volvamos a enamorar.

Nadie ama a nadie, nadie te amará como yo, nadie te amó como yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s