Fantasma artificial 

Besos desérticos, encadenados en el silencio de la noche.

El vacío en ti, estado normal, murmullo latente, caliente, es una lente con la que te contemplo cada día, diferente e igual.

Volamos y surcamos las páginas en blanco del silencio de tu voz, estrella del papel.

Cada día me diriges una palabra artificial, con tu sonrisa sólida que como fantasma penetra en mi interior.

Murmullos que me derriban, sufrimiento de pequeñas células, aislamiento natural.

Nadie puede comprender tus sueños, me dirijo corriendo hacia la cuenta atrás.

“Perdóname por mi levedad”- dijiste entonando una canción que se repite.

Guardando la brisa que recoge tu cuerpo en mis brazos, notas que no puedo tocar.

Lobo frenético, hambruna devorada de soledad.

Te voy mordiendo y triturando como un error invisible. Sólo me veo en ti, sólo te veo en ti.

Llaman a la puerta de tu casa, abres y miras a ambos lados pero en tu corazón no hay nadie.

Asustada, olvidadiza, la vida vuelve a ti, rehuyéndome en la orilla.

Caligrafias y siluetas, la sombra de tu mano me eclipsa, sonrío mientras te quiero, mañana el olvido llegará como una nube inesperada.

Destino y origen, todo vuelve en círculo.

“Es tu voz el fantasma de mi voz”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s